Pasados Newsletters


Lincaje

Home
Esto es TODO amigos
Tiempo de descuento
Wimbledon
Linkillo
Todo lo sólido...
Lake y su bizarre streaming
Fotos perdidas
Resacas
Putos Esnobs
A outra voz
I hate you Bafici
Son cosas mias!
Real-Visceralista
La metamorfosis
Ivok
Ecléctera
Vértigo y cornisas
Muxarela Blog
Éxito musical
Puntoblog
Polo Sur
Paztando vaquitas
No dominio
Ficcionalista
Sebastián Freire
Gran Rex
No hay necesidad
Lo que mata es la humildad
Expectante & Inaudito
V3rsatil
Rodrigo
Escéptico
Cualquiera puede bloggear
Quién lo entiende
Hermes bitacorum Pure Gibberish
Cómo fui a parar acá
La elegancia con A chiquita
Elsebas Bolo
Cría Ciervos
The world is mine!!
Such a perfect day Los mansos
Under the tahitian moon
Polif Gallery
Put that in your pipe...
Tommypeke
Impazziti
Roto

Amiguitos

Brandon
Indymedia
Good Drugs
Divas y divos
Cojidos y tatuados Katarsis Webzine
Mierda carajo shop
Wipe
Dj's Pareja
Juliana Periodista
Ruda Macho
No avestruz
Vomito Attack
Erogüid
Potlach
Reclama las calles
Por amor
Tetard Prod.
Picasso Net
María Rosa Yorio
Canecalón
Éxito
Batatópolis
Women on Waves SPCNET
Gal Costa, fans club argentino

Escribinos

miércoles, marzo 31, 2004

Finesse



Cortesía: f. Demostración o acto con que se manifiesta la atención, respeto o afecto que tiene una persona a otra.

Urbanidad: f. Cortesanía, comedimiento, atención y buen modo.

Etiqueta: 1. f. Ceremonial de los estilos, usos y costumbres que se debe guardar en las casas reales y en actos públicos solemnes.
2. Por ext., ceremonia en la manera de tratarse las personas particulares o en actos de la vida privada, a diferencia de los usos de confianza o familiaridad.

Galantería: 1. f. Acción o expresión obsequiosa, cortesana o de urbanidad.
2. desus. Gracia y elegancia que se advierte en la forma o figura de algunas cosas.

Ceremonial: 1. adj. Perteneciente o relativo al uso de las ceremonias.
2. m. Serie o conjunto de formalidades para cualquier acto público o solemne.

Protocolo: Por ext., regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre.


DRAE



Para lograr un equilibrio en nuestras relaciones deberíamos aplicar una sencilla fórmula matemática: saber estar + saber ser = saber relacionarse.


P.U.T.O a las 11:33 p. m.

|

martes, marzo 30, 2004

Psychopatia Sexualis



Jan Saudek, Hungry for you touch, 1971


Caso 40
Fetichismo
Z. comenzó a masturbarse a la edad de doce años. Desde entonces no podía ver un pañuelo de mujer sin tener un orgasmo y una eyaculación. Se veía irresistiblemente obligado a poseerlo. En aquel tiempo cantaba en el coro y utilizaba los pañuelos para masturbarse con ellos en la torre del campanario, cerca del coro. Pero elegía únicamente pañuelos con orillas blancas y negras o líneas violetas por el centro. A los quince años practicó su primer coito. Más tarde se casó. Por regla general, sólo era potente cuando se enrollaba uno de tales pañuelos alrededor del pene. Con frecuencia prefería la cópula entre los muslos de la mujer, donde previamente ponía un pañuelo. Cada vez que apercibía un pañuelo no descansaba hasta que caía en sus manos. Siempre llevaba varios en los bolsillos y alrededor de los genitales.

Caso 60
Paranoia religiosa
M. dejó embarazada a su hija. Su esposa, madre de dieciocho hijos y asimismo embarazada de él, lo denunció. M. había sufrido de paranoia religiosa durante los dos últimos años.
"Me fue revelado que yo debería engendrar al Hijo Eterno con mi hija, tras lo cual un hombre de carne y hueso nacería a causa de mi fe y viviría mil ochocientos años. Sería un puente entre el Antiguo y el Nuevo Testamento." Esta orden, que consideraba divina, fue la causa de su acto insensato.

Caso 67
Bestialidad
En un pueblo de provincias un hombre fue sorprendido copulando con una gallina. Tenía treinta años y pertenecía a una clase social alta. Las gallinas de la localidad se habían estado muriendo una tras otra y hacía tiempo que las autoridades buscaban al causante.
A la pregunta del juez respecto a las razones de un tal acto, el acusado dijo que sus genitales eran tan pequeños que la cópula con mujeres resultaba imposible.
El examen médico mostró que, en verdad, sus genitales eran sumamente pequeños. El examen mental de aquel hombre mostró que era perfectamente normal.

Richard Von Krafft-Ebing, Psycopathia Sexualis (1886)


P.U.T.O a las 11:07 p. m.

|

Escenas de la vida sórdida



Darren P. Clark, Glory hole


Cuadro 1
El agujerito sin fin

Un joven escritor argentino nos refiere una historia de su adolescencia, cuando perdidamente enamorado de un compañero de secundaria, pergeñó una celada en pos de un mínimo contacto erótico. Nuestro confidente de marras relata haber practicado un orificio en el bolsillo del pantalón de su uniforme, de forma que su pene erecto cupiera con comodidad allí encastrado. Una vez listo, se cargó ambos brazos de libros y carpetas, y solicitó al objeto de su pasión que por favor metiera la mano en el bolsillo y extrajera unas monedas que necesitaba para fotocopias. Cuando el incauto accedió a la gauchada se encontró con el pene, claro. Desde entonces, "puto" fue su nuevo mote.


Cuadro 2
El factor XXX

Las cámaras de Crónica Tv registaron la clausura de proverbial cine pornográfico de la calle Laprida. Adustos policías efectúan los trámites de rigor y desalojan el sitio de espectadores, estimados en una treintena. Se le achaca a la sala pésimas condiciones edilicias: goteras, suciedad, sanitarios deficientes. Un militante ocioso se indigna ante una periodista por la persecusión constante hacia la "comunidad". Más tarde, la misma - ingenua o no tanto - periodista, pregunta al encargado del operativo: "¿Qué hacían los hombres ahí adentro?"
- Miraban la película y accionaban de acuerdo a lo que las imágenes sugerían-, responde el policía haciendo gala de una exquisita sutileza.


Cuadro 3
El periodista y el empleado público

Ilustran los anales acerca de furiosa pelotera donde se trenzaron un periodista de sucesos y un empleado público. La desavenencia surgió cuando el primero acusó al segundo de haberle contagiado una cantidad inenarrable de Pediculus pubis o Phthirius pubis, vulgo ladillas. Enloquecido por sus picores, el periodista persiguió al empleado público por pasillos y halles, reclamando insistentemente la paternidad de los bichitos. Harto del hostigamiento, el empleado público asumió su rol justiciero y delató, micrófono en mano, ante la concurrencia plena, el nido que el periodista criaba bajo sus calzones. Dramática escena de pugilato suscitóse luego ante destacadas personalidades de la cultura nacional y público distinguido. Se cuenta que manó sangre de un pearcing y se habló de moretones violáceos en rostros frescos. Se refieren odios, miserias, y sábanas posteriormente desinfectadas. No dudamos de la intención épica del empleado público, un héroe de nuestros días.


Cuadro 4
El baño del horror

Actor consumado evoca un episodio de micción en el baño de la Estación Maipú del Tren de la Costa, cuando un vejete excesivamente mirón, a la espera de algún chorlito, se acercó insinuante a su mingitorio. Un instinto natural provocó que el actor quisiera salir del lugar. Sin embargo, el vejete lo detuvo y esgrimió una placa policial. El actor, sin necesitar de su memoria emotiva, comenzó a gritar: "¡¡Policía!!, ¡¡Seguridad!!".
- ¿Qué ocurre caballero? -, se apersonó el empleado de seguridad.
- Este señor me está molestando-, dijo el actor.
- Ya te voy a agarrar a vos-, terció el vejete acusado. Y añadió: - Estos putos me tienen harto.
- Maleducado -, espetó el actor antes de retirarse aliviado de la escena. Esta vez no le habían pedido coima.


Cuadro 5
Puñeta.txt

[02:17] > y como fue?
[02:18] la primera
[02:18] fue con un compañero de la facu
[02:18] estabamos los dos de novios
[02:18] y nos hicimos amigos
[02:18] > mmm
[02:18] y estudiabamos siempre juntos
[02:19] y jodiamos un monton
[02:19] y un dia estabamos al pedo y estabamos mirando una porno
[02:19] y dijimos de pajearnos
[02:19] yo lo pejee a el
[02:20] > ahora si se sta poniendo redura
[02:20] y el es muy lindo y lo pajeaba y le empece a chupar la pija
[02:20] el ahi me saco cagando
[02:21] > mmm
[02:21] > por?
[02:21] porque me dijo que me habia zarpado
[02:21] > pero le gusto
[02:21] > o nunca mas?
[02:21] y yo me levante y vino en bolas a tras mio y yo tbien estaba en bolas
[02:22] > mmmm
[02:22] y me apoyo por detras y terminamos cogiendo
[02:22] el a mi
[02:22] yo no lo penetre
[02:22] no quizo
[02:23] despues de verme sufrir a mi
[02:23] > y siguieron estudiando?
[02:23] ahora estas al palo?
[02:23] > mucho mi amor



Podemos relacionarnos
de otra forma



P.U.T.O

PRONTO


P.U.T.O a las 7:12 p. m.

|

miércoles, marzo 24, 2004





¿Cuándo fue

la primera vez

que te dijeron

puto?






P.U.T.O a las 9:37 p. m.

|

domingo, marzo 21, 2004

Injuria



ASU Museum of Art


El insulto es, pues, un veredicto. Es una sentencia casi definitiva, una condena a cadena perpetua y con la que habrá que vivir (...)
La injuria no es solamente una palabra que describe. No se conforma con anunciarme lo que soy. Si alguien me trata de "sucio marica" (...) no trata de comunicarme una información sobre mí mismo. El que lanza el ultraje me hace saber que tiene poder sobre mí, que estoy a su merced. Y ese poder es, en principio, el de herirme. El de estampar en mi conciencia esa herida e inscribir la vergüenza en lo más profundo de mi espíritu. Esta conciencia herida y avergonzada de sí misma se convierte en elemento constitutivo de mi personalidad (...)
La injuria me dice lo que soy en la misma medida en que me hace ser lo que soy.

Didier Eribon, tomado de Reflexiones sobre la cuestión gay


P.U.T.O a las 8:54 p. m.

|

Agua



Kurt Hulton, Central Station, 1930

Todo lo inunda el agua del amor: de todo lo que ve el ojo, no hay nada que el agua del amor no cubra. No existe un solo ángulo en el mundo que el amor no pueda convertir en símbolo de amor. Incluso la precisa geometría de su mano, cuando la contemplo, me disuelve en agua, y la corriente del amor me arrastra.
Todo fluye como el Misisipi sobre un planeta devastado, que bebe sin conseguir saciarse, y con cascadas de gratitud aumenta el caudal de agua, que eleva un coro de alabanzas capaz de ensordecer para siempre a los incrédulos; de reventar sus avergonzados tímpanos con el rugido de la prueba, más sonoro que las bombas, los aullidos, o el tic-tac íntimo del remordimiento. Nada, ni siquiera las mareas venenosas de la sangre que yo misma he derramado, puede detener las gigantescas olas del amor.
¿Pero cómo realizar los necesarios gestos cotidianos, mientras una fusión tan intensa convierte el mundo en agua?

Elizabeth Smart, tomado de En Grand Central Station me senté y lloré


P.U.T.O a las 7:13 p. m.

|

Sigo pensando



Liége, Franz West


llamaste no estaba salí a buscarte caminé una dos tres calles a dónde ¿dónde? volví oculté la ansiedad dije a los demás que me sentía bien incluso afortunado dudé entre llamar o no llamar ¿para qué? levanté escuché el tono colgué sentado las manos sobre la falda al borde de la cama por no arrugar las sábanas las telarañas la lámpara una dos tres líneas de sol en la persiana a veces leo dibujo miro el canal del tiempo la cara pegada a la pantalla lavo tiendo en la terraza pienso en vos en el hijo de la quiosquera en vos en los catamaranes en vos en la alfarería mapuche en vos en los siete pecados capitales en vos en la red de subterráneos en vos en el dinosaurio de los lagos del sur sos una intermitencia la intersección de dos ideas contrarias la tregua entre dos canciones la brecha que separa mis dos cejas allí te guardo elijo un disco te siento cerca huelo tus rastros en la alfombra ensayo un peinado otro ensayo mirarte no mirarte el azulejo transpira detrás de mí se empaña me empaño busco tu olor no lavé la ropa te retengo en una fragancia por dónde andará tu olor ahora sahumerio algodón trementina poliéster colonia jazmín naranja tabaco bálsamo te comparo con otros temo que hagas lo mismo de mí un objeto destinado a la balanza todo me hiere un perro que se rasca un pie estampado en el cemento fresco una frase que creí olvidada cada cosa te señala lleva un cartel con tu nombre resuena tu nombre en cada imagen en cada gesticulación propia u ajena bebo una dos tres copas me asomo a la ventana cada transeúnte sos casi grito agito pañuelos quemo algo hasta que no vuelva a abrazarte no vas a entender yo tampoco por qué esta catástrofe este despertar en carne viva este bandeo esta supeditación desde que te vi mi vida se reduce a esperar que digas algo


P.U.T.O a las 4:29 p. m.

|

jueves, marzo 18, 2004

La tarjeta de visita del caballero



Desnudo hacia 1900


Quede clara una cosa: el atuendo no hace de un hombre un caballero y, a la inversa, un auténtico caballero lo es incluso sin su atuendo (...) Nuestra ropa es la tarjeta de visita de nuestra personalidad. Por ello, debería corresponderse con ella. (...)
El estilo del caballero es una combinación de prendas a medida y de confección, de exclusividad y sobrio funcionalismo. Unos vaqueros Levi's con una chaqueta a medida de tweed es un atuendo de fin de semana tan aceptable como unas cómodas botas de Sperry con unos pantalones chinos de Polo Ralph Lauren y un blazer de Gieves & Hawkes.
Vemos por lo tanto que el estilo de un caballero no es sinónimo automático de conservadurismo. Las innovaciones que prueban su valía y dan buena imagen encuentran cada vez mayor respaldo en los cánones estilísticos de Londres, Milán y París. (...)
Vestirse como un caballero cuesta no sólo tiempo, sino también dinero. Invertir en una buena prenda acostumbra a desencadenar más compras. Una vez puesto el primer par de zapatos realmente bueno, el resto del vestuario es sometido a una revisión muy crítica. Pronto aparece la necesidad ineludible de un buen traje, que a su vez precisa de camisas y corbatas de calidad. Este proceso acostumbra a durar unos cuantos años... y así es como debe ser.

Bernhard Roetzel, "El caballero". Köeneman


P.U.T.O a las 10:38 p. m.

|

miércoles, marzo 17, 2004

Diario de una niña inútil



He recibido esta tarde de mi amiga Mochita, un decálogo interesantísimo. Resulta que se ha constituido una "Asociación secreta de las niñas inútiles pro defensa de sus intereses".
La Asociación ha formulado un programa completo y sus sometidas deben aceptar este decálogo:

1º Cazar novio sobre todas las cosas.
2º No ponerse a la caza en vano.
3º Santificar las "fiestas".
4º Honrar Oro y Lujo.
5º Matar callando.
6º No hurtar a la amiga un novio pobre.
7º No estornudar (sobre todo delante de los hombres, porque las chicas se ponen muy feas).
8º No deslizar falsos testimonios sino en un elogio y no mentir cuando una pueda ser descubierta.
9º No desear el marido de la amiga antes de que aquél enviude.
10º No codiciar más que aquello que se pueda obtener salvando el honor.

Alfonsina Storni hacia 1919.


P.U.T.O a las 11:54 a. m.

|

lunes, marzo 15, 2004

Un aporte de P.U.T.O al macho argentino en construcción:



Mark Ryden, Little boy blue. Óleo, 2001


"Dicen que los de Boca tienen aguante,
pero son todos putos y vigilantes."

"Son la mitad más uno,
son de Bolivia y Paraguay.
Yo siempre me pregunto,
che negro sucio si te bañás.
Boca qué asco te tengo
lavate el culo con aguarrás."

"Este es el famoso River,
el famoso River Plate.
Bájense los pantalones,
que los vamos a coger."

"Les volamos la embajada,
les volamos la mutual.
Les vamo' a quemar la cancha
para que no jodan más."

"Ya todos saben que la Boca está de luto:
son todos negros, son todos negros putos."

***

"Pan y vino, pan y vino, pan y vino.
La poronga de Menotti en el culo del Bambino."

"Vale diez palos verdes, se llama Maradona,
y todos los de River le chupan bien las bolas."

"Yo te quiero, Millonario,
yo te quiero de verdad.
Quiero la Libertadores
y a un bostero matar."


P.U.T.O,
allí donde la cultura nacional se enaltece


P.U.T.O a las 10:18 p. m.

|

Acuse de recibo



Nobuyoshi Araki, Erotos


Daniel L. protesta. Dice que no quiere ver a Thalía, sino que le teme. La frase original, rezaba: "Sería bueno comprobar si Thalía aparece o no por la ventana..." Es decir, sería bueno comprobarlo, no que aparezca. Retiramos lo dicho más abajo, entonces.

Miguel Ángel, sureño recién llegado a B.A, nosotros también queremos amigos. Sigamos en contacto.

Leonor, reclama conchas. La foto de arriba se le dedica.

Alejandro A. agradecemos tu hombro. Lo tomamos en serio.

La Peor de todas también nos gusta y está linqueada.

Juanito ha conseguido que uno de nosotros se enamore de él. Gracias por tus apuntes tan específicos.

Juan B. nos honran mucho tus comentarios, esperamos no defraudarte.



Hasta el próximo boletín


P.U.T.O a las 8:59 p. m.

|

lunes, marzo 08, 2004

¿Todo vale?



Sitges: $ 5 de consumición mínima
Amerika: $15
Contramano: $10
Glam: $ 5 de consumición mínima
Palacio: $ 15

¿Cuánto depositás en el valor de una entrada?

Dos atados de cigarrillos: $ 5
Esa remerita de Bachino en liquidación: $ 15
Viaje en taxi de Flores al centro: $10
Un menú de Burguer King: $ 5
Ese par de lentes para el sol que venden en Lavalle: $ 15

¿Estás seguro de que encontrás lo que buscás?

Sitges: maltrato
Amerika: alcohol adulterado
Contramano: figuritas repetidas
Glam: ahogo asma lipotimia hacinamiento
Palacio: vidriera, que no es más que un hueco en alguna fachada

¿No querrás encontrar
ansia
euforia
confianza
amor
amparo
satisfacción
felicidad
cariño
amistad
libertad
diversión
anhelos
respeto
algarabía
atracción
delectación
alegría
ilusión
regocijo
abrazos
sorpresa
ternura
sostener la mirada?

El desprecio, la abulia, la angustia, la frustración, la soledad, la insatisfacción, el dolor que encontrás, también son abstractos y profundos. Y tampoco tienen precio.
Por eso:



P.U.T.O ES LO QUE VALE
P.U.T.O VALE LO QUE ES



NOTA: La psicóloga de uno de nosotros decía: "La gente paga por la idea de que cuanto más paga mejor servicio recibe..." Por eso ella cobraba $10 en lugar de $50. Por eso, sus pacientes huían despavoridos.


P.U.T.O a las 11:02 p. m.

|

domingo, marzo 07, 2004

Estafeta



Agradecemos a los amigos que han escrito a P.U.T.O en los últimos días:

Daniel L. quiere que Thalía aparezca por una ventana. Desde ya le aclaramos que no será así. De todas maneras, esperamos seguir contando con su presencia.

Daniel Z. nos escribe de parte de María Rosa Y. Dicen: "vimos la pàgina de uds. y quedamos atónitos por el contenido visual y toda la informaciòn exquisita que publican". Agradecemos, desde ya, tanta deferencia. Y por supuesto que seguimos en contacto.

Fabián J. aun no sabe qué es P.U.T.O y nos anima: "sea lo que sea, fuerza". A su vez, manda algunas opciones más para nuestra sigla.



POLACOS UNTADOS TENIENDO ORGASMOS
PADRES UNICAMENTE TALADRANDO ORNITORRINCOS
PERONISTAS UGANDESES,TERRIBLE OBSTACULO
PROPINA UNICA,TRABAJO OBLIGATORIO


Gracias, che, gracias.

Por lo demás, seguimos recibiendo comentarios, sugerencias y todo aquello que se les cante.


P.U.T.O a las 11:09 p. m.

|

Hemos recibido el siguiente panfleto en nuestra dirección electrónica. Si bien notamos que ostenta crasos errores ortográficos y de tipeo, queremos suscribirlo a la luz de los últimos acontecimientos.



P.U.T.O a las 10:25 p. m.

|

Muerte



"Tan viva estaba que se movió con lentitud y acomodó el cuerpo en posición fetal. Grotesca como había sido siempre. Aquella resistencia a ceder, pero esa voluntad de un gran abrazo. Se abrazaba a si misma con la voluntad de la dulce nada. Era una maldita y no lo sabía. Se agarraba a un hilillo de conciencia y se repetía mentalmente, sin cesar: yo soy, yo soy, yo soy. Quién era es lo que no sabía. En su propio, hondo y negro núcleo había ido a buscar el soplo de vida que Dios nos da.
Entonces – allí tumbada- tuvo una húmeda felicidad suprema, porque había nacido para el abrazo de la muerte."

Tomado de Clarice Lispector La hora de la estrella



P.U.T.O a las 10:07 p. m.

|

martes, marzo 02, 2004

La cabeza contra el suelo



De repente, solo, en el cuarto del séptimo piso de la pensión de Córdoba y San Martín, me pareció que todo se ensombrecía. Tirado en la cama vi la pieza llenarse de enormes telarañas grises, entre las cuales aparecían y desaparecían las caras de la gente de mi pueblo que reían, gritaban, me acusaban haciendo gestos agresivos. ¿Creí que iba a gritarles, o lo hice?
-“Ahora sí, ahora sí, he cumplido. He cruzado mis piernas y mis brazos con otras piernas y otros brazos. He sentido sobre mi pelo y sobre mis ojos el aliento de otro chico como yo, tal como ustedes lo querían, tal como ustedes lo deseaban.”


* * *


Y el sol cayó. La enorme bola yacía en el suelo. Mitad en el riacho sucio. Mitad en la tierra gredosa.
De las marañas de ramas y hojas pendían sus pedazos. Pingajos de mugrienta seda anaranjada. Sus rayos se habían doblado. Rotos como los tentáculos de un pulpo monstruoso.
Ya ni luz, ni ojos, ni risa tenía el sol. Aplastado contra el suelo era una bosta gigantesca. Gallinas, pájaros, moscas y chanchos le caminaban encima.
¡Pobre sol que ni quemaba!
Me había abrazado a un árbol gigantesco...
Quería pedir ayuda. Estaba mudo.
Escupí el sol y me hundí en la maraña. Las zarzas cortaron en tiras mi piel dorada...
Cuando quise abrirlos, una enorme esponja, caminaba sobre mis ojos de fiebre.
¿Qué importaba ya nada?
Había escupido al sol. A ese sol que yacía, mitad en la tierra, mitad en el río como un redondo flan de mierda sin color, sin calor, sin luz...

Paco Jamandreu, tomado de La cabeza contra el suelo (Memorias)



P.U.T.O a las 9:47 p. m.

|

lunes, marzo 01, 2004

Instrucciones para bailar un bolero


Elvira Ríos


Escoja el bolero que más le guste. O cualquier otro, igual, todos son hermosos y todos le hablaran de amor.
Deje que su pareja lo abrace, pero abrácela usted con mayor fuerza. Ciña su talle y deje que ella también sienta palpitar los temores que alguna vez le habitaron. Permítale que su cabeza descanse en el pecho suyo. Así también tendrán descansos sus soledades.
Abandónese a la música y al compás de ella, deje que titile su luz interior. Procure que al unísono lata el corazón de ella... y que se acompasen sobre el pentagrama como las olas se acompasan con la playa.
Aspire el perfume de sus cabellos. Embriáguese de sensaciones, admire su piel canela. Disfrute la tibieza de su mejilla. Sienta como fluye la melodía y se convierte en cómplice de sus sensaciones.
Cierre los ojos para que no escape de ellos el brillo del amor. Continúe abrazándola por una eternidad o más allá de la eternidad.

Anónimo, tomado de la web.


P.U.T.O a las 9:47 p. m.

|

Nada más que amor



Klaus Kinski


"Me alegro enormemente cuando Paul y Enri tienen que irse a Frankfurt, donde Paul tiene un encargo. Si me alegro no es por lo mucho que tenía que follar, sino porque estoy harto de hacer de semental por un puñado de comida.
¿Que por qué soy una puta? ¡Yo necesito amor! ¡Amor! ¡Continuamente! Y quiero dar amor, porque tengo de sobra. ¡Nadie comprende que lo único que pretendo con mi puterío es derrocharme!"

Klaus Kinski , tomado de Yo necesito amor (Memorias)


P.U.T.O a las 9:26 p. m.

|

De puro ardor



Gran éxito de Paquita la del Barrio


Yo sé que tú andas diciendo
que soy lo peor de lo peor,
que ya soy hoja del viento
que al abismo me arrastró.
Que soy basura tirada,
falsa, mala y traicionera,
será porque no te quiero:
lo dices de puro ardor.

¿En cuál espejo te miras
que a mí me ves con horror?
No seas tan falso y creído,
nunca serás como yo.
¿De qué mueren los quemados?,
¡dime si no son de ardor!
Mejor olvídame y punto,
vete de mí por favor.


P.U.T.O a las 3:15 p. m.

|




Contacto: putorama@gmail.com